¿Alguna duda? ¿Alguna duda?

CONTACTAR CONTACTAR
campanas cpc - Cómo crear un botón call to action perfecto en tus campañas de e-mail marketing

Cómo crear un botón call to action perfecto en tus campañas de e-mail marketing

El objetivo de cualquier acción de marketing online es lograr conversión. Da igual si se trata de una landing page o de una campaña de e-mail marketing el call to action es uno de los puntos clave. Hoy hablamos sobre Cómo crear un call to action perfecto para conversión en tus campañas de e-mail marketing.

BUSCO AYUDA PARA MIS CAMPAÑAS DE EMAIL MARKETING

Para hacerlas más eficaces y profesionales

¡CONTACTA AHORA!

Has segmentado tu lista de distribución de e-mail marketing como mandan los cánones, has invertido mucho tiempo en diseñar la plantilla sabiendo que los usuarios “escanean” la información y no suelen leer todo el contenido con detalle, has colocado al principio el contenido más interesante, te has dejado los sesos en hacer una única propuesta de valor, pero aun así el porcentaje de usuarios que hacen “clic” en el enlace que lleva a tu oferta es inferior a lo deseado. Te suena ¿Verdad?

Es posible que te falte un punto más por pulir, el call to action o llamada a la acción, o botón definitivo. En este artículo te mostraremos los tres puntos básicos a tener en cuenta a la hora de diseñar el botón definitivo call to action para tus camapañas de email marketing (aunque son totalmente válidas para páginas internas de aterrizaje, landing pages, etc…)

¿Qué botones son los de llamada a la acción definitivos o call to action y por qué son tan importantes?

Las botones definitivos o call to action son aquellos que se utilizan en las campañas de email marketing (o landing pages) que enlazan a otro lugar (web o aplicación online). Informan de forma clara cuál es el siguiente paso que debe realizar el usuario y son tan importantes porque aumentan considerablemente el porcentaje de clics recibidos en comparación con un simple enlace de texto debido fundamentalmente a:

  • Diseño: Los botones generalmente tienen elementos de diseño que un enlace no posee (relieve, sombras e incluso algunos efectos más sofisticados, por ejemplo). El color utilizado en el diseño del botón también ayuda a destacarlo. Todo lo anterior llama la atención a los usuarios.
  • Tamaño:  Al disponer de un mayor tamaño que el cuerpo de letra del resto del contenido los hacen mucho más visibles.
  • Espacio en blanco: Si un botón definitivo o call to action está bien diseñado dispondrá de un gran área alrededor en blanco lo cual libera la zona de posibles distracciones al usuario.

¿Cómo crear un botón definitivo call to action realmente eficaz para tu próxima campaña de e-mail marketing?

Entramos ya en materia para echar un vistazo a los tres puntos más importantes a la hora de preparar un botón definitivo o call to action. Estos botones de llamadas a la acción están compuestos por tres aspectos principales a la hora de crear un punto de conversión efectivo.

El Copy.

El copy o también las palabras que aparecen dentro del botón y que son las que informan e invitan al lector a realizar la acción que pretendemos que realice. En este apartado recomendamos ser específicos. El ser humano teme por naturaleza a lo desconocido, preferimos pisar sobre seguro. Así que ya sabes, cuando estés diseñando tu botón definitivo dentro de una campaña de e-mail marketing explica concretamente lo que ocurrirá cuando el usuario haga clic en él. Ello ayudará a reducir cualquier atisbo de incertidumbre que el usuario pueda tener a hacer clic en el botón y, a la larga, generará más conversiones. Céntrate en el beneficio. El tiempo de los usuarios es un bien preciado para ellos, por ello hay que prometerles un beneficio para que den el siguiente, e imprescindible para tu conversión, paso. Por ejemplo podemos poner el típico mensaje tan usado y repetido de “leer más” ¿de verdad no puedes poner algo más esplícito? Seguro que sí.

También hay que tener en consideración evitar el uso de “palabras fricción”. ¿Cuáles son las palabras fricción? Pues aquellas que especifican una acción la cual tu usuario no necesariamente quiere realizar: ç

  • Descargar
  • Comprar
  • Registrar
  • Etcétera

Piensa en ello un segundo, en realidad nadie quiere comprar o descargar cualquier cosa, lo que realmente quieren es el beneficio de comprar o descargar ese producto concreto. No es lo mismo decir “regístrate” que “consigue tu cuenta gratis”.

Para recordar: Disminuir el esfuerzo percibido por el lector en la conversión mediante la eliminación de las palabras que sugieren que tienen que hacer algo que ellos no necesariamente quieren hacer, como “descargar”, “comprar” o “regístrate” y, en su lugar, reemplazarlos con palabras como “consigue xxxxxx” y si encima lo acabamos con el codiciado término “gratis” mejor que mejor.

Otro punto vital dentro del copy es el sentido de “propiedad”. Varios estudios en psicología han demostrado que los seres humanos se sienten mucho más motivados ​​por evitar la pérdida de lo que lo son por la consecución de la ganancia. Por ello es mucho más efectivo utilizar la primera persona del singular en el mensaje interno del botón ya que infiere propiedad o titularidad e incentiva la motivación de evitar la pérdida.

call-to-action-email-marketing-landing-pages

El diseño.

Junto con el copy, el diseño del botón definitivo es otro punto crítico que necesita de planificación. En primer lugar, los botones tienen que destacar entre el resto del contenido para asegurarse de que llaman la atención. Una de las mejores fórmulas de hacer un botón destacado es mediante la selección de un color que contraste con el resto de colores utilizados en la campaña de e-mail marketing (al igual que el resto del texto, los consejos son igualmente válidos para las landing pages). A continuación os dejamos un ejemplo de cómo XXXXX utiliza el contraste de una forma interesante

call-to-action-contrastado

Si no tienes a mano un buen diseñador web acostumbrado a trabajar estos puntos, te puede servir el quizá extravagante pero efectivo sistema del Test Estrávico para comprobar si has acertado con el color elegido o si por el contrario necesitas volver a darle una vuelta.

Es imprescindible que parezca un botón. Existe una frase muy utilizada en usabilidad web que reza así “La familiaridad genera usabilidad”. Si los usuarios se familiarizan con cualquier elemento podrán usarlo de forma intuitiva. La gente ha estado haciendo “clic” en botones durante años en Internet. Intuitivamente saben qué deben hacer para alcanzar el siguiente paso, por lo que ten sumo cuidado en rizar el rizo del diseño hasta tal punto que tus botones de acción no parezcan botones. Particularmente he utilizado siempre el término “mullidito” lo cuál ha llevado a risas y burlas (amistosas) por parte del equipo, pero es que un botón debe apetecer ser pulsado, por ello debe tener su relieve, debe ser rechonchete… mullidito es la palabra, mal que le pese a algunos ;)

Si los botones “toda la vida” han tenido los cantos ligeramente (o no tan ligeramente) redondeados, si han llevado un degradado de color para simular relieve… no improvises, o al menos no demasiado. Intenta que, de forma coherente con el resto del diseño del boletín o página que lo rodea, mantenga esas características que hacen que un botón clicable siga siendo un botón clicable.

Otro de los puntos que me gustaría destacar con respecto al diseño es el tamaño. Es necesario que un botón definitivo call to action tenga un tamaño adecuado. Y observad que me refiero a adecuado, ni grande ni pequeño sino todo lo contrario… adecuado. Existe la hipótesis de que cuanto más grande es el tamaño del botón más llama la atención la “mancha” de color pero en cambio destaca mucho menos el copy por lo que no se consigue ese plus de eficacia mencionada en el punto anterior. También destacan que un botón excesivamente grande llama la atención antes de que el usuario se haya convencido realmente del valor de la conversión, lo que también resulta contraproducente.

call-to-action-email-marketing-landing-pages-1

Para recordar: Asegúrate de que el botón definitivo call to action está dimensionado apropiadamente para el resto del diseño. Quieres que la gente observe las imágenes y los encabezados del texto donde argumentas los beneficios, si lo primero que ven es el botón call to action será probablemente ignorarlo, ya que los usuarios todavía no habrán sido adecuadamente convencidos del valor de tu oferta.

Por último en cuanto al diseño del botón corresponde sería el espacio en blanco alrededor del mismo. Se trata del área que rodea el botón call to action. Si conseguimos abrirnos espacio para que el botón “respire” con suficiente amplitud conseguiremos centrar la atención del usuario sobre él en el momento adecuado. Sabemos que esto no siempre es fácil ya que somos muy dados a intentar “rellenar” cualquier espacio libre, pero hay que tratar de conseguirlo si buscas mejorar tu conversión. Sin embargo tampoco hay que pecar en exceso de los espacios en blanco, ya que demasiado blanco puede dar lugar a confusión al usuario y pensar que todos los elementos no están conectados entre sí (texto, imágenes, botón). A continuación os dejamos un ejemplo de una de las plantillas de e-mail marketing que diseñamos para nuestro cliente Operarme.es

call-to-action-boton-ejemplo-operarmeUbicación

Ya tienes el copy perfecto y has diseñado el botón que realmente parece un botón. Ahora… ¿dónde lo colocamos? La diferencia de dispositivos y resoluciones de pantalla hace que debamos recapacitar muy bien en este punto. Quizá un buen parámetro en el que guiarse es la complejidad de la oferta o el contenido enviado. Si es un contenido muy fácil de entender o viene de otra página donde ya se ha explicado lo suficiente, colocar el botón en la parte superior puede ser una idea ya que permitirá a los usuarios encontrar rápidamente avanzar en el proceso sin tener que leer largos párrafos que tratan, de nuevo, de convencerlos, cuando ya lo están.

Si en cambio es una oferta o texto más difícil de explicar quizá sería conveniente ofrecerles un tiempo de “convencimiento” mientras leen sobre las bondades de la misma. En el caso concreto de landing pages y no tanto de e-mail marketing también puede ser una buena opción ofrecer un call to action al principio, si cabe la posibilidad de que el usuario venga de otra página donde se ofrezca contenido, y otro al final para los casos en los que los usuarios necesiten ser convencidos

nuevo negocio internet coodex

En definitiva, los botones de llamada a la acción o botones definitivos son los principales impulsores de clics a tu página web de producto o servicio por lo que es fundamental hacerlo bien. Existen herramientas como buttons.cm o canva.com que pueden facilitarte la tarea aunque siempre es recomendable contar con un equipo de profesionales del marketing y el diseño web para asegurarse el éxito.

Ahora es tu turno: ¿Qué has encontrado más eficaz en tu experiencia de conversión con botones call to action?

Javier Mas


Publicado el



Publicado:

Artículos relacionados: