¿Alguna duda? ¿Alguna duda?

CONTACTAR CONTACTAR
clickbait

Clickbait: Un “ciberanzuelo” y no se imaginan lo que es capaz de hacer

El fenómeno clickbait

¡Has picado!

Así de fácil es caer en las redes del fenómeno conocido como clickbait.

Probablemente estemos cansados de leer titulares que luego no se corresponden con el contenido del vídeo, anuncio, post o cualquier tipo de publicación en redes, sea cual sea su forma, color… y si quieres saber más sigue leyendo.

Efectivamente, despertar la curiosidad en los usuarios es más simple de lo que nos pensábamos, apenas una frase a medio acabar que nos promete que algo increíble está a punto de pasar es suficiente para llamar nuestra atención. Y es que, parece casi imposible resistirse a hacer click en estas publicaciones, aunque bien sabemos que la calidad de su contenido muchas veces brilla por su ausencia.

Así pues, casi inconscientemente, acabamos picando en el denominado ciberanzuelo. Y es en ese preciso momento cuando te das cuenta de que acabas de meter la pata hasta el fondo. Pero bueno, ¿y si es verdad ? No nos podemos quedar con la intriga de saber qué es eso tan inesperado que pasó, cuál será el truco para adelgazar 20 kilos mientras dormimos casi por arte de magia, o cuál es ese método que está tan de moda en Francia para memorizar 800 recetas de cocina en 5 segundos.

Seguidamente de nuestro primer click cometemos nuestro segundo gran error del día, aceptar los términos y condiciones ya que, de lo contrario, no podremos seguir disfrutando de ese “maravilloso” contenido. La mayoría de veces no somos conscientes de lo que conlleva esta acción. En algunos casos podemos estar dando permiso a estas páginas para registrar nuestra información personal, otros tantos permisos para que se publique en nuestro nombre o incluso introducir algún que otro virus en el sistema.

Lo que parecía un acto inocente se ha convertido en una trampa y nosotros hemos caído sin darnos cuenta. Y es que como bien sabemos la curiosidad mató al gato y aun teniendo 7 vidas, seguramente las gastaremos todas siendo pescados por las redes.

Pero no lo tenemos que ver todo como algo malo, digamos que es un intercambio de intereses, ellos consiguen tu click a cambio de unos beneficios probablemente monetizados, mejorar los ratios de su web para SEO y bueno tú…, tú resuelves tus dudas de cómo aquel gato salvó a su dueño de una catástrofe nuclear, o quizás no, pero ¿y si…? ;)

Imagen Flickr bajo licencias C.C.

Coodex


Publicado el



Publicado:

Artículos relacionados: